Posts filed under ‘Paranoias’

Feliz Halloween

Estoy malíiiisima. Llevo tirada en la cama más de 5 horas con fiebre, estoy sola en la casa y acaban de llamar a la puerta. Será mi tía, que mi madre le ha dicho que estoy enferma y habrá venido a socorrerme. Se va a asustar cuando vea la cara que tengo y cómo estoy envuelta en prendas de abrigo. Estoy girando las llaves, me da tiempo a mirar por la mirilla, aunque nunca lo hago. Qué es eso?? No es mi tía, no tengo ni idea de lo que es. Veo figuras claras y oscuras y la luz de una vela. Estoy demasiado noqueada como para asustarme y dejar de darle vueltas a las llaves. Abro. Dos seres bajitos están de pie enfrente mío, no se abalanzan hacia mí así que no hay posibilidad de ataque. Susurran algo ininteligible que mi cerebro intenta procesar como un “feliz Halloween…” Me río. Parece que ahora son ellos los que no pueden procesar ningún tipo de información, probablemente se hayan asustado de la enferma terminal que les ha abierto la puerta con pelos de loca. Les pregunto qué quieren, golosinas? Me dicen que da igual. Pienso rápido, todo lo que los virus me permiten para recorrer mentalmente la casa en busca de algun caramelo. Pero no, en este piso de estudiantes no hay ni caramelos ni los alimentos básicos. Por cierto, tengo que comprar leche antes de que cierren. Tras estar unos segundos mirándonos, los niños deciden dar media vuelta. Antes de que se vayan con las manos vacías les digo con mi agonizante garganta un “váis muy guays“. Ellos agradecen el gesto.

Anuncios

octubre 31, 2007 at 9:01 pm 15 comentarios

Sobre el amor verdadero y los coleccionables de Agostini

Ayer volvió a mí un viejo vicio, la tele. Había desterrado el ordenador para no tener distracciones mientras estudiaba anatomía y, después de meses sin ver la caja tonta, la vuelvo a encender como paliativo. Como dice Ax, tendré que sacar de mi habitación todo lo que no sea estrictamente necesario para el estudio, que igual después de esto me da por leer y todo! Bueno, vamos al título del post. Ayer, en mi descanso-de-media-hora-para-olvidar-lo-que-he-estudiado-en-las-cuatro-anteriores (ésta para el ahorcado) empecé a ver “Por siempre jamás”. Sí, una ñoñería más grande que una casa, pero que viene muy bien para refrescarte de tanto cine de autor (que últimamente estaba poniéndome demasiado “cool”). Y que le den a El País si le pone un cero! Es mala a su manera, y nadie tiene derecho a juzgar lo asquerosamente repulsiva que es, porque depende del estado de ánimo que tengas cuando la veas. Me sentí como una abuelita, de las que no quieren ver mas que películas “bonitas o de risa”, y me hizo pensar por un momento en el amor verdadero, ese que nos meten los padres en la cabeza desde peques mientras ellos están tramitando el divorcio. Por cierto, aún le estoy intentando buscar el atractivo a Drew Barrymore; Hollywood hace aberraciones, tuvo problemas de drogadicción y alcoholismo a los 9 años (omg!).

Después de esa peli quedé insomne total, así que ví a medias “Sabías a lo que venías”, programas tan tremendamente malos como ese no merecen ser repetidos (era de antes de que muriera el Fary, hicieron alusión a su estado de salud) y un bodrio de peli de la primera. Entre una cosa y otra me tragué una cantidad ingente de publicidad, estoy realmente impresionada por todos los coleccionables inútiles y en pro de la esclavitud semanal que tiene Agostini: barco de la batalla de Trafalgar (te dan dos maderas, pa’ que vayas empezando), la casa andaluza (te dan un armario de 2×2¡cm!), montar un coche ferrari (también de escasos centímetros, no os vayáis a pensar)… Todo eso para que lo amontones, porque, ¿qué sería tu hogar sin la correpondiente mierda inútil que almacenar? Cuando empezó el informativo de las 2 de la mañana tuve que llamar a rincewind porque el sueño no aparecía por ninguna parte.

En fin, voy a acabar ya esto. Qué bonito es el amor, bjorn!

Declaración: amo al chico del anuncio de sunny :)

agosto 29, 2007 at 9:30 pm 6 comentarios

En Murcia lluvia de…

De vuelta en la capital tras una aventura nocturna en autobús. Todos los viajes Madrid-Hellín en bus son mini-aventuras para mí. Con un cojín para la cabeza que se desinflaba en una media de 35’333…(período) segundos, despertándome con el micrófono del conductor y cada vez que una extremidad dejaba de responderme y con una extraña mujer al lado que mandaba al señor de atrás calzarse porque “le venía mala olor”.

Por tercera vez comienza mi “experi” (no todas las abreviaturas guays las pongo yo, ésta es de mi superior). Me ha deseado suerte; yo no tengo esperanza. Sé que después de una semana de trabajo, en el último paso, los anticuerpos que voy a utilizar están estropeados y no va a salir. Yo creo que el jefe se resiste a darse cuenta por lo caros que son…pero yo estoy convencida :(

Os dejo con un chiste de mis primitas de Albacete (son pequeñas, perdonadlas, la que no tiene perdón soy yo por reproducirlo aquí).

Dos chicos hacen un concurso de haber quién aguanta más sin hacer caca. Pasa un día.

en-murcia-lluvia-de-caca.jpg

-Has hecho caca?

-No

-Vale, yo tampoco.

Al día siguiente uno no aguanta y se cagorrea encima, el otro (a pesar de haber ganado, no le busques más) se pone un tapón para aguantar. Los titulares del periódico son:

“En Murcia lluvia de caca,

un tapón mata una vaca.”

Ilustrado por: dibujos de prescolar and co.

Por qué en Murcia? Por qué una vaca? Esto se lo dejo a los psicólogos infantiles, queda mucho por investigar…Estoy por dejar el EGFR y ponerme con esto.

En fin, Amantea, al ser de Murcia, este post te lo dedico a ti. No me la devuelvas.

agosto 14, 2007 at 8:49 pm 4 comentarios

Antes de ir a la cama…palabra clave!

Según wordpress, hoy me han encontrado por el ciberespacio buscando “asian sex” (y ahora me entrarán más, espero que se conformen con mis dos sensuales chicas pulpo). Me gustaría saber cómo ha podido pasar, porque yo no encuentro explicación. Lo único que se parece un poco a eso es la frase “asiáticos corriendo por un callejón” del post Yutubeando en el Sols. Espera…ahora empieza a tener un poco más de sentido. Quizás lo de corriendo se ha podido malinterpretar.

Joder! Vaya buscador más mal pensao… Me gustaría saber cuál era, porque en el Google he mirado hasta la página 13 y ni rastro de mi blog (él es mucho más formal ;) )

PD: si buscas “ser onironauta” ó “como ser onironauta” en el Google, aparezco la primera :D

Jo, qué poquita cosa soy y con qué poco me conformo!

julio 7, 2007 at 10:59 pm 2 comentarios

Las peluquerías-supermercado

Por qué?!Por qué me han dejado que lo haga?!Dos años que llevaba esperando para lucir una melenaza en la playa…y todo a la mierda porque “no me gustaba cómo me quedaba el flequillo”

(Creo que el post sobre las peluquerías-supermercado se va a adelantar más de lo previsto)

Los que sois de pueblo me entendéis..

Todas las personas tímidas (o que lo han sido, o lo son de vez en cuando, como yo), odiamos ir a la peluquería. No por el cambio de imagen (que también), sino por el hecho de verte forzado a ser hipócritamente simpático, reírle las gracias al peluquero y replicarle con algún comentario chistoso, sencillo y que quede bien. A parte, tienes que ponerle al día de lo que estás estudiando, dónde te vas a ir a veranear y, los más cotillas, hasta se atreven a preguntarte por el novio. Y si conocen a tu madre olvídate de cualquier rinconcito de intimidad que te quede.

Total, que llego nueva a la gran urbe y veo que mis temores tienen solución:

AUDIO: Douglas Wright – El Supermercado.mp3 (Escuchar mientras se lee el post)

¡¡¡Las Peluquerías Supermercado!!! Conforme más se desarrolla una comunidad, más se trata de deshumanizar todo proceso necesario (o accesorio) para la vida. Es una especie de fast-hair (mirad que término más cool y hortera me acabo de inventar). Hay tanta cola como en un McDonalds. Tú te pasas, te sientas y te cortan el pelo rápido, sin pedirte ningún tipo de explicaciones (aunque sí intentos de timarte poniéndote unos mocos en el pelo por 5 leuros más) (y voy a dejar de comerme tantos kit-kats). El caso es que como no conocen a tu madre y tienen diez clientes por hora, les importa una mierda que el corte te suavice las facciones o te asemeje a una pelota de fútbol.

Y lo peor de todo es que no aprendo. Ésta no era mi primera vez, era mi segunda. Y la primera no me lo dejaron mejor. En fin, por lo menos ahora no tengo que “arreglarme para ir guapa”, ahora no tengo arreglo y punto.

Y la verdad es que una se quita preocupaciones de encima…

PD: El monólogo del link de “no me gustaba cómo me quedaba el flequillo” estuve preparándomelo una vez para hacerlo en una actuación en mis años teatrales :)

 

julio 4, 2007 at 10:05 pm 1 comentario

Por qué hay gente a la que no le gusta padre de familia?

Se puede decir que hoy mi día ha consistido en concentrarme en todo lo que pasaba a mi alrededor para después tener algo sobre lo que escribir un post. Y creo que me he pasado un rato… Aquí está la ristra de cosas sobre las que podría hablar (y de hecho, prometo que algún día hablaré):

– El derecho y el revés de las bragas de bikini

– La coprología (ciencia que pretende estudiar mi hermano)

– Cómo perder el tiempo en un laboratorio

– Las “peluquerías supermercado”

– Mi proceso de involución (dioooss! amo esta palabra…)

– Suicidios con mentos y coca-cola

Pero como ya me he impuesto el deber en el post anterior, me toca hablar sobre éste:

Por qué hay gente a la que no le gusta padre de familia?

En serio, pensaba que esta gente no existía. Vale, puede que alguien pueda sentirse ligeramente ofendido por sus burlas contra cualquier ideología, religión o pensamiento político. De hecho, a veces se pasan un poco de la raya (y este chiste fácil va para los guionistas), pero se les perdona todo porque han sabido copiar crear una serie que puede definirse “como los simpson, pero más fuerte”. Aquí podéis ver de dónde han cogido algunas ideas (la de Marge en el casino es idéntica!).

Y cómo he llegado a descubrir el extraño (dis)gusto de un grupo reducido de personas? Pues si habéis leído el post anterior, sabréis que ha sido mientras buscaba algo gracioso para enseñarle a mi compañero de laboratorio. Resulta que él no conocía la serie y ha llegado ante mí la enorme responsabilidad de decidir cuál sería el primer gag de la serie que vería en su vida. Algo que le marcaría para siempre. La verdad es que elegí uno de los míticos, uno solamente comparable al de “cuando Peter prueba el éxtasis“.

Y, sí, elegí la competición de quién aguanta más sin vomitar:

Esbozó alguna que otra sonrisa por compromiso y dijo: “it’s a bit disgusting”. Lo mejor de todo es que lo teníamos a todo volumen en el laboratorio. Nuestros compañeros de planta deben de haber flipado un poco… :)

julio 3, 2007 at 10:24 pm 3 comentarios

Proceso de ser onironauta y la experimentación con animales

Sí, ya se que el título del post es un poco estúpido desconcertante, pero lo explico en un plis! Son dos temas que quería tratar y que se apoderaron de mi subconsciente el otro día.

Hace poco leí un post muy interesante en MedTempus. Hablaba de las personas onironautas , aquellas que pueden ser conscientes en sus sueños y decidir cómo quieren que éste se desarrolle. Yo, muy a mi pesar, no lo soy…pero recuerdo que una vez lo fui, sólo una vez, pero me acuerdo perfectamente: Tendría 5 años y una bruja empezó a matar a todas mis amigas. Cuando había acabado con Tamara y se dirigía a por mí yo dije “esto es un sueño. Me voy a hacer la dormida y se va a creer que estoy muerta” eso hice, y funcionó a la perfección. Después pensé “me quiero despertar, voy a concentrarme” y pasé de estar tirada en el suelo haciendome la muerta a estar tumbada plácidamente en mi cama.

Bueno, este rollo no entraba dentro del plan del post, el caso es que quiero volver a ser onironauta! Y estos días me concentro en recordar los sueños (que es uno de los ejercicios necesarios). Tanto me concentré el otro día que llegué a relacionar un sueño muy extraño e incómodo (en el que se mataba por una mezcla de morbo y necesidad) con la experimentación animal.

(Habeis visto ese giro de la trama? No os lo esperabais, eh?)

Pues sí, señores, estando en una carrera como medicina se ven y se hacen bastantes cosas desagradables. Pero se te acostumbra el cuerpo y ya no relacionas a la rata de laboratorio con tu hámster. Entiendo a toda la gente que está en contra de la experimentación animal, y estoy de acuerdo con ellos, pero me parece exagerar cuando comparan la vida o los derechos de una rata con los nuestros. Yo mataría a 1271 ratas si con ello pudiera salvar a una persona (y creeme, si fueras tú, me lo agradecerías). Y si se tratara de mi madre, podría llegar a matar 1272. En fin, cuando hablamos de experimentación te pones en un dilema, “Matar por morbo” es lo más condenable que existe. “Matar por la ciencia” es aceptable, siempre y cuando sea necesario, no sufra y se lo trate con respeto. Y ahora, un vídeo para todos aquellos “científicos” que lo han olvidado:

El caso es que viendo un vídeo como éste se te van las ganas de abrir al animal en canal.

julio 2, 2007 at 6:16 pm 14 comentarios


En cualquier lugar…

de una humilde sala de disección

Posts Más Vistos

Inkie Flickr

julio 2019
L M X J V S D
« Nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Feeds