Posts filed under ‘Faculpuaj’

A 62.5 Málaga

Mañana por la mañana me voy a Málaga! De martes a domingo, para poder perder todas las clases posibles. Si veo a Alexliam por algún lado lo comunicaré, aunque seguro que me lo imagino por todas partes…

Y es que resulta que me he metido en AIEME, la asociación internacional de estudiantes de medicina de mi facultad. Hacen charlas, animaciones, jornadas y demás movidas para que la gente esté al día sobre salud, derechos humanos, paz, sexualidad…y como a mí todo el rollo “oenegero” me tira mucho pues ahí que me voy a la reunión nacional mañana. De paso he creado un blog para AIEME con el antiguo theme de Oki (ya te dije que te lo copiaría).

Bueno, a parte de charlas y de conocer a un montón de gente de todas partes de España tenemos también alguna fiestecilla organizada: fiesta de disfraces de pelis y fiesta de bebidas alcohólicas típicas de cada ciudad. Para la primera pensamos en ir de Érase una vez el cuerpo humano, pero como la versión de que había una película era algo insostenible, nos decantamos por Noviembre: disfraz facilito y alternativo. Para la segunda fiesta, la del alcohol, creo que de Madrid llevamos Absenta (se bebe en Madrid o no? Pues ya está). El año pasado llevaron Chinchón y la gente no debió de acabar muy bien.

Por cierto, la reunión no es en Málaga capital, sino en Mollina, un pueblecito con un complejo habilitado para reunir a mucha gente (únicamente para eso). Y debido a un geniecillo maligno que juega con mi destino, yo ya estuve ahí a principios del curso pasado en el Congreso de jóvenes investigadores. Tuve que hacer una ponencia yo sola (mis compañeras pensaron que perderse dos clases de universidad en octubre sería una herejía) delante de profesores de universidad que después hacían preguntas inútiles, bastante acojonante cuando no tienes una mierda que decir y estás recién salida del instituto. Lo curioso es que el premio era trabajar en el CSIC durante algunos días y es justo lo que he estado haciendo este verano sin necesidad de ganar ningún concurso.

Nos vemos la semana que viene! (cómo vuela el tiempo…)

PD: por si os lo habéis preguntado, el 62.5 del post no tiene ningún tipo de explicación lógica. Simplemente ha salido mientras lo estaba escribiendo rempantingada en la cama, y como estas cosas tendrán algún tipo de explicación paranormal, pues así se queda.

Anuncios

octubre 23, 2007 at 1:25 am 10 comentarios

Mis pequeñas saltamontes

Soy tutora de 1º. Hoy me he convertido en guía espiritual de unas jóvenes que me presupondrán gran sabiduría y experiencia, una persona respetada y digna de adoración (ya me estaba emocionando). Mis discípulas deberán someterse a mi juicio y fiarse de mis consejos, yo cuidaré de ellas este curso pasándoles apuntes varios, dándoles fuerzas y motivándolas para que no se pierdan ninguna fiesta. Vale, muy espiritual no es, pero sí que espero ser de mucha ayuda. Son mis pequeñas saltamontes, unas jóvenes vírgenes inocentes que pasarán por el rito de presentación:

– Alejandra, “alacrán cauteloso”

– Patricia, “pájaro tenaz”

– Rosa, “rana impulsiva”

– Marta, “mariposa inquieta”

Mi tutora de 2º sólo se acuerda de mí, no sabe quienes son sus otros “tutoreados”. Espero que eso no me pase a mí. De momento hoy he disfrutado tirando por tierra el aura que rodea a los prestigiosos e ilustrísimos profesores de ésta, nuestra noble Faculpuaj.

Lo que sí está claro es que son monas, palabra de Cé.

octubre 3, 2007 at 7:18 pm 6 comentarios

Disección

Voy a hablar de un tema desagradable, así que advierto a la gente un poco sensible de que se abstenga de leer.

Cuando sale en una conversación que estoy estudiando medicina el 90% de las personas (lo del porcentaje es por dar “versimilitud” y quedar mejor) me dicen: “yo no habría podido! me da yuyu la sangre” o “no aguantaría tener que ver y abrir muertos”. Pues bien, se equivocan.

Yo pensaba que la disección sería una experiencia dura, intensa y tan desagradable que muchos no podrían hacerla. Creo que me equivoqué en todo, y no porque la idea que me hacía de la disección fuera muy diferente a la realidad. El verdadero causante de esto es la insensiblización. Todos los días, de 9 a 10, tengo que ir a ver la disección que han hecho mis compañeros el día anterior y aguantar como gente que ha perdido toda sensibilidad y respeto hace coñas varias, como coger la cabeza (que unas pocas personas pedimos que sea tapada con un paño, pero se ve que a otros les da más morbo vérsela) y moverla intentando hacer movimientos graciosos, pellizcar pezones (esto no puedo aguantarlo), y reírse a carcajada limpia, por ejemplo, de que le salga formol por la boca al moverla bruscamente. Y sólo llevo poco más de una semana… a saber de lo que serán capaces cuando cojan más confianza.

Pues bien, ese cuerpo que ahora da tanto juego, al que se le puede hacer cualquier perrería, podría perfectamente ser tu abuela, o tu madre, o qué más da quien fuera, era una pobre mujer que murió donando su cuerpo a la ciencia, probablemente queriendo ser útil una vez hubiera acabado su vida. No creo que se esperara este trato, de haberlo hecho dudo que lo hubiera donado.

Donad sangre y órganos, pero no donéis vuestro cuerpo a la ciencia. Yo no lo haré.

PD: He leído hoy en el adn que si donas sangre antes del viernes en la pza Felipe II te dan dos entradas gratis para Port Aventura. Estoy pensando en hacerlo, pero no sé hasta que punto es ético…

PD2: Aprobé Anatomía I  (eso de mojarse tenía que tener su recompensa).

septiembre 25, 2007 at 1:12 pm 9 comentarios

Resumen primera semana

Ya ha terminado la primera semana de clases y me gustaría hacer un analís de las cosas que han pasado:

  • Compañero nuevo de piso, Sonar, que por ahora habita un dormitorio, pero el mes que viene pasará a habitar el salón.
  • Perdí mi libro de nomenclatura anatómica en mi segundo día de clase. Mandé que lo anunciaran por micrófono y ahora todo el mundo sabe que he perdido un libro (y el ladrón sabe a quién no decirle lo que se ha encontrado).
  • Recogí piñones (sí, habéis leído bien) y ahora no sé que hacer con ellos (cualquiera se pone a cascar piñón por piñón)

Ax me acompañó en estas dos últimas y arduas tareas (sobretodo por lo de recoger piñones). Ahora estoy agobiada con el trabajo de verano que debí hacer EN VERANO y tenía que haber llevado hoy al lab. Espero que esté medio acabado para el miércoles… En fin, me voy a estudiar anemias microcíticas hipocrómicas! :P

septiembre 24, 2007 at 7:26 pm 13 comentarios

Examen de Anatomía

Ya está hecho, se acabó, ya soy libre. Por fin, en todo el verano, se puede decir que tengo verdaderas vacaciones. Mis ritmos circadianos todavía no se han acostumbrado, maldita serotonina…! Esta mañana me he levantado a las 8 porque no podía forzar el cuerpo a dormir más, y lo peor es que no tendré tiempo de sincronizar otra vez el sueño porque en diez días empiezan las clases. ¿Qué sentido tienen las vacaciones si no puedes levantarte a mediodía? En fin, el examen:

Llegué a las 8.45, empezaba a las 9. Entramos y nos dicen que tenemos 20 min para hacerlo (WTF!!). No puede ser…imposible. Tardé en enterarme por las evidencias de que el teórico no era un examen, sino dos. Lo que tiene no presentarse en junio y que ningún compañero te advierta. Bueno, vale, lo hago más o menos. Tres horas más tarde me enteraría de que me dejé una parte sin hacer y que me tengo que sacar como mínimo 7.5 para aprobar.

Hago el siguiente, 1h 30min. Bueno, vale, contesto todas las verdadero-falso y tipo test a pito-pito. Al mediodía voy descubriendo que no he acertado ninguna y que las de desarrollar, que escribí por escribir, espero ahora que me salven.

Por la tarde, el práctico. No podéis imaginaros las ganas que tenía de salir corriendo. En los minutos de espera comencé a hacer cosas raras y a decir incongruencias, repitiendo una y otra vez: “voy a morir, voy a morir” y haciéndome la pregunta existencial en voz alta: “para qué he venido? para que me digan que no me lo sé? pues eso ya lo sé yo…”

El examen consta en ir pasando por tres profesores diferentes, por si con uno sólo no queda demostrada tu ignorancia, para que les cuentes todo lo que sepas sobre unos huesos-articulaciones-ligamentos que ellos quieran. Yo salí la primera, no sé cuántos éramos, pero a lo mejor llegábamos a 70. Bueno, el primer profesor que me tocó decían que te ayudaba. A mí me temblaban las manos:

– Las carillas articulares superiores de las vértebras lumbares están orientadas hacia medial y podemos observar…

– No me diga hacia medial, ¡eso no existe! Se dice “hacia el lado medial”

– Perdón…no lo sabía.

Termino con los huesos, y al lado tenía una bandeja en la que se bañaban en líquido una mano de mujer, con las uñas aún pintadas, y un hombro.

– Ahora tienes que señalar el bíceps en la muestra anatómica. ¿Has traído guantes?

– No…no sabía que había que traerlos

– Pues te vas a tener que mojar

– ¿En serio?

– ¡Vamos que si te vas a mojar!

Pues sí, vaya que si me mojé. Tuve que agarrar aquel hombro bañado en formol con las manos, rebuscar entre la grasa y yo-que-sé-qué para intentar buscar un músculo que ni siquiera distinguía. No sé porqué, pero me da que no le caí muy bien a ese hombre. Sobre todo porque al terminar y tener que lavarme dos veces las manos para poder quitarme la viscosidad, descubrí que en la mesa de al lado había tres cajas con guantes.

septiembre 6, 2007 at 10:36 am 19 comentarios

Quiero estudiar Bellas Artes

Con esa frasecita he martirizado a mi madre este fin de semana. Y es que no sabéis lo escandalosa y tremendamente aburrido que puede ser para mí estudiar Anatomía. No puedo con ella, es superior a mis fuerzas. Me leo todos los accidentes del calcáneo durante 10 min, y luego soy incapaz de acordarme de ellos. Mi madre no me entiende, para ella (y casi todo el mundo) es una asignatura apasionante “ooohh, conocer el cuerpo humanoo”, pero para mí, que la apófisis xifoides sea la sexta esternebra me la —-. Prefiero conocer las reacciones de nuestro cuerpo, la vida en movimiento que hay en nuestras células.

Y me dice “aayy, si hubieras hecho Derecho, todas las leyes que tendrías que aprenderte de memoria”. Bueno, ya, pero por algo no estoy estudiando Derecho. Soy incapaz de aprenderme las cosas porque sí, todo tiene que tener un porqué, como un cuento en el que las cosas se relacionen, no sé…Con lo apasionante que me parecen la Física o la Química! Preferiría diez mil veces estar estudiando Biofísica antes que Anatomía (las dos asignaturas a las que me dió miedito presentarme en su tiempo), pero me han jodido bien con la fecha de la primera y no tengo más remedio que dejármela para el año que viene.

Y el próximo año la asignatura anual es…ANATOMÍA!! (como no le pille el gustillo me va a amargar la existencia). Será el año decisivo, me convertiré en una joven artista bohemia?

agosto 26, 2007 at 5:27 pm 3 comentarios

Cazería de apuntes

El título no podría describirlo mejor. Ayer pensé que debería aprovechar el metro y el bus para estudiar, así que me llevé los apuntes al lab. Tengo dos rutas:

En metro, con un solo transbordo. Pros: es rápido y sabes lo que tardas. Contras: Hay que echar caminata con bocata.

Coger dos autobuses diferentes. Pros: no hay que andar nada. Contras: Puede que tardes el doble.

Como al salir estaba perra vaga, escogí la segunda opción. Me senté en la parada y comencé a leer que las partículas alfa tienen mucho mayor LET que las beta; pero la naturaleza no estaba dispuesta a que yo aprendiera algo de radioactividad así que con un soplazo de aire fresco volaron mis apuntes por toda la carretera. En realidad no son míos, por lo que la situación era mucho más grave y no podía parar su irrefrenable huida con un pisotón. Me sentía como la gilip niña que va detrás del balón, esa que provoca accidentes o directamente es atropellada. Lo peor es que encima las hojas se reían de mí, cuando me agachaba a cogerlas e iba a rozarlas con los dedos volaban otros 2 metros delante de mis narices. Íncreible el espectáculo. Cuando volví un señor estaba esperándome con más apuntes que había rescatado.

En fin… ahora hay que meter la típica pregunta: hay algo más absurdo que eso?

Sí, que te vuelva a pasar en la siguiente parada. Y en la segunda fue mucho más espectacular, corrí tanto que me fui hasta la siguiente parada del autobús…Un hombre en coche tuvo que darme el abono transportes que había perdido por el camino.

Esto son señales del cielo para que no estudie para septiembre, Amén.

agosto 16, 2007 at 10:30 pm 4 comentarios


En cualquier lugar…

de una humilde sala de disección

Posts Más Vistos

Inkie Flickr

octubre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Feeds