Las peluquerías-supermercado

julio 4, 2007 at 10:05 pm 1 comentario

Por qué?!Por qué me han dejado que lo haga?!Dos años que llevaba esperando para lucir una melenaza en la playa…y todo a la mierda porque “no me gustaba cómo me quedaba el flequillo”

(Creo que el post sobre las peluquerías-supermercado se va a adelantar más de lo previsto)

Los que sois de pueblo me entendéis..

Todas las personas tímidas (o que lo han sido, o lo son de vez en cuando, como yo), odiamos ir a la peluquería. No por el cambio de imagen (que también), sino por el hecho de verte forzado a ser hipócritamente simpático, reírle las gracias al peluquero y replicarle con algún comentario chistoso, sencillo y que quede bien. A parte, tienes que ponerle al día de lo que estás estudiando, dónde te vas a ir a veranear y, los más cotillas, hasta se atreven a preguntarte por el novio. Y si conocen a tu madre olvídate de cualquier rinconcito de intimidad que te quede.

Total, que llego nueva a la gran urbe y veo que mis temores tienen solución:

AUDIO: Douglas Wright – El Supermercado.mp3 (Escuchar mientras se lee el post)

¡¡¡Las Peluquerías Supermercado!!! Conforme más se desarrolla una comunidad, más se trata de deshumanizar todo proceso necesario (o accesorio) para la vida. Es una especie de fast-hair (mirad que término más cool y hortera me acabo de inventar). Hay tanta cola como en un McDonalds. Tú te pasas, te sientas y te cortan el pelo rápido, sin pedirte ningún tipo de explicaciones (aunque sí intentos de timarte poniéndote unos mocos en el pelo por 5 leuros más) (y voy a dejar de comerme tantos kit-kats). El caso es que como no conocen a tu madre y tienen diez clientes por hora, les importa una mierda que el corte te suavice las facciones o te asemeje a una pelota de fútbol.

Y lo peor de todo es que no aprendo. Ésta no era mi primera vez, era mi segunda. Y la primera no me lo dejaron mejor. En fin, por lo menos ahora no tengo que “arreglarme para ir guapa”, ahora no tengo arreglo y punto.

Y la verdad es que una se quita preocupaciones de encima…

PD: El monólogo del link de “no me gustaba cómo me quedaba el flequillo” estuve preparándomelo una vez para hacerlo en una actuación en mis años teatrales :)

 

Anuncios

Entry filed under: Emocional, Paranoias.

Overbuquin en el 1.8 Las llaves del laboratorio

1 comentario Add your own

  • 1. Oki  |  julio 6, 2007 en 6:56 pm

    Yo intento ser los mas seco que puedo con el peluquero, haber si se le pasa la ‘preguntitis’.
    La otra opción es cambiar de peluquería, y que me dejen la cabeza estilo ejercito.
    Prefiero las preguntas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


En cualquier lugar…

de una humilde sala de disección

Posts Más Vistos

Inkie Flickr

julio 2007
L M X J V S D
« Mar   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: